<
>

Walt Disney, el deportista | Marca.com


Walt Disney conversa con Spencer Tracy en el intermedio de un partido...
Walt Disney conversa con Spencer Tracy en el intermedio de un partido de polo.
Getty Images

Si observan la imagen que encabeza este reportaje, Walt Disney tiene un cigarrillo en la mano. Efectivamente, fue fumador y muri de cncer de pulmn. Si observan la imagen que encabeza este reportaje, Spencer Tracy conversa con el productor luciendo indumentaria de polo, actividad fsica que ambos practicaban. Paradojas del gnero humano. Sea como fuere, el acuerdo para que la factoria Disney acuda al rescate en plena pandemia, cediendo sus instalaciones de Orlando para que finalicen las campaas de NBA o MLS, sugiere profundizar en la relacin que tuvo con el deporte el creador de la compaa de entretenimiento ms grande del planeta.

Adicto al trabajo como era, y coherente con su pensamiento de que se dorma para soar, que no para descansar, Walter Elias Disney iba sacrificando buena parte del reposo que exige todo cuerpo. De este modo se encamin hacia el incuestionable xito que se tradujo en 22 estatuillas de scar, por ejemplo, y en impresionantes beneficios econmicos, por ejemplo, pero tambin hacia el estrs, primero, y hacia una seria crisis de salud, despus. Colaps, en resumen, y cuentan que interrumpa conversaciones telefnicas de carcter laboral para llorar. A finales de 1931, cuando el club de Mickey Mouse ya tena un milln de miembros, no le qued otra que, atendiendo a la prescripcin mdica, tomarse unas largas vacaciones con su esposa Lillian.

De regreso a Hollywood, aconsejado tambin por los doctores, orient su vida hacia el deporte apuntndose a un club donde practic sucesivamente boxeo, lucha libre y golf, incluso calistenia, para, guiado por su amor a los caballos, descubrir despus la hpica y a partir de ah el polo, del que ya se convirti en jugador habitual y aficionado ferviente. Conviene poner en contexto dicho pasatiempo, teniendo en cuenta su minoritario seguimiento actual, porque en aquella dcada de los 30, casi un siglo ha pasado ya, Los ngeles contaba con unos 30 campos de polo, relacin en la que se inclua desde luego el clebre Beverly Hills Polo Lounge, creado entonces y superviviente como sede de reuniones sociales hoy da.

El ms destacado de los ‘famosos’ que jugaban era el humorista Will Rogers, con el que adems Disney cultivaba una gran amistad: no resulta extrao as que fuera el que lo introdujo en un deporte al que Walt se refera, con cierto desdn al principio, como “el golf en un caballo”. Esa indiferencia deriv en entusiasmo y el productor arrastr en ese sentido a su hermano Roy y a otros miembros de Disney Studios (Dick Lundy, Norm Ferguson, Bill Cottrell, Jack Cutting, Les Clark…): se unieron al prestigioso Riviera Club, hogar de actores famosos que tambin jugaban (Darryl Zanuck, Leslie Howard, el ya citado Spencer Tracy…); se entrenaban regularmente; utilizaban la hora del almuerzo para mejorar sus golpes sobre unos caballos de madera que haban construido; organizaban partidos cada semana…

As que llegaron a viajar a Mxico con un equipo al que haban bautizado ‘Donald Duck Polo Team’. Contaba tiempo despus Harry Tytle, gerente de produccin y excelente jugador, que la “inteligente” estrategia de llevar una foto del pato en las camisas sirvi para que el equipo nunca fuera tomado en serio… y para empezar a ganar partidos desde esa actitud del rival. La realidad terminara influyendo sobre la ficcin en forma de un cortometraje de ocho minutos con el que Walt pretenda presentar sus respetos al juego: cuatro personajes animados de la factora (el propio Mickey, Donald, Goofy y el lobo feroz) se enfrentaban a cuatro estrellas del momento (Charlie Chaplin, Oliver Hardy, Stan Laurel y Harpo Marx), mientras en la grada se produca una mezcla similar (Clarabella y Clark Gable, los Tres Cerditos y Shirley Temple…)

Dos hechos desgraciados, sin embargo, marcaron la evolucin de los acontecimientos… y la carrera deportiva de Walt. Por un lado, la muerte de Rogers en accidente de avin (su caricatura fue eliminada del corto en cuestin); por otro, una lesin en cuatro vrtebras cervicales fruto de la agresividad con la que se desempeaba y que, tratada en principio por un quiroprctico en lugar de un traumatlogo, derivara en artritis (y dolor) para el resto de su vida. En 1938, as las cosas, vendi sus caballos y se concentr en los proyectos cinematogrficos, reciente el xito de Blancanieves, pendientes an Pinocho o Bambi. En su domicilio mantuvo, eso s, una gran sala de juegos (antiguo gimnasio) rodeada de retratos de equinos y varios trofeos.

Uno de los episodios ms oscuros en la relacin de Disney con el polo pasa por las muertes de Gordon Westcott (actor) y Winslow Felix en sendos partidos. El primero fue aplastado por su propio caballo y el segundo sufri lesiones irreversibles en la cabeza tras chocar con un rival y caer al suelo, pero la informacin sobre ambos incidentes es difcil de encontrar y hay quien ha deslizado en las ltimas dcadas que la corporacin pudo tener intereses en que se mantuviera oculta. Sea como fuere, abandonado ese deporte Walt recurri hacia actividades ms orientadas a la familia.

Antes incluso de llegar a la siguiente dcada ya tomaba clases de esqu con ‘Lily’. En ellas conoci al campen austriaco Hannes Schroll, que tambin participaba en el desarrollo de la estacin Sugar Bowl, en el norte de California. Walt decidi casi de inmediato invertir en ese proyecto, hasta el punto de que la pista Hemlock Peak fue rebautizada como Mount Disney, y lo convirti despus en uno de sus lugares favoritos. Ese amor por los deportes de invierno continuara: en 1960 su productora se encarg de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olmpicos de Invierno celebrados en Squaw Valley, California, y tambin propuso personalmente el desarrollo de Mineral King Valley como estacin de esqu, aunque el proyecto (que inclua pueblo alpino) fue rechazado por los conservacionistas y abandonado despus de su muerte.

Por supuesto tal inters volvi a encontrar traduccin en los estudios cinematogrficos: en ‘El arte del esqu’, Goofy se prepara para un da en las pistas y los espectadores llegan a ver un letrero que identifica un edificio como el Sugar Bowl Lodge; en ‘Navidad con Walt’, una cada del mismo personaje por las laderas se yuxtapone con una foto del propio productor sufriendo el mismo destino… en realidad su vida pasaba por trasladar al cine todo lo que vea o senta, algo que l resumi tirando de irona y con una frase para la historia: “Si puedes soarlo, puedes hacerlo… recuerda que todo esto comenz con un ratn”.

Walt era y es un personaje clebre, pero incluso para asumir con irona tal condicin tiraba del deporte: “Est bien cuando me sirve para encontrar un buen asiento para un partido de ftbol, pero el caso es que nunca me ha ayudado a hacer una buena pelcula o a dar un buen golpe en el polo… o a que mi hija me obedezca”. Y es que lo tena claro, por ms que a l lo engullera la vorgine relacionada con su profesin: “El placer sano, el deporte y la recreacin son tan vitales para esta nacin como el trabajo productivo y deberan tener una gran participacin en el presupuesto nacional”. Esta nacin, Estados Unidos, es la misma que ahora, porque fuera no puede hacerlo, cerrar algunas de sus grandes competiciones dentro del ‘mundo Disney’.

En la casa de Mickey Mouse.

Suscrbete a la Newsletter de Fin de Semana de MARCA y recibe en tu correo electrnico, sbados y domingos a primera hora de la maana, los reportajes, entrevistas y grficos en profundidad de MARCA y los de su suplemento dominical ‘Primera Plana’.

.



Source link

Etiquetas

, , ,

Siguiente

Deja tu comentario