<
>

Valverde será el mejor ‘ocho’ de Europa



A Valverde sólo le faltaba terminar de creérselo. Soltarse. El arrojo precoz que le vio Forlán cuando le cobijó con 17 años en Peñarol aparecía con cuentagotas en el Madrid, donde Fede parecía limitarse a ser un engranaje que no chirríase al lado de Casemiro, Kroos y Modric. El clic mental llegó con la expulsión más dulce del mundo. Fue el pasado enero en la Supercopa de Yeda cuando su decisión canchera de autosacrificarse en el minuto 115 parando con una falta un mano a mano de Morata con Courtois le valió la roja, el MVP del torneo y la felicitación inmediata del propio Simeone. Fue la validación definitiva: Valverde se sentaba en la mesa de los grandes. Tanto que cuando Zidane ha experimentado con él en banda derecha, más de una ceja se levantó. “Me extraña ver a Valverde confinado ahí”, admitió Valdano en el Real Madrid-Valencia post-parón. “Necesita espacios más grandes para hacer notar su potencia y su personalidad”.

El Madrid sabe que tiene un ave de presa desde que le echó el ojo Ramón Martínez (hasta hace dos meses jefe de La Fábrica y un enamorado del fútbol uruguayo). “Será el mejor ocho de Europa“, insistían en las altas esferas de la entidad allá por 2018, cuando Fede sufría para tener minutos. Ahora vuela acortando etapas. Con 22 años, este 2020 le ha traído la titularidad, la paternidad (en febrero nació Benicio) y su primera Liga. El año del Pajarito.

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario