<
>

“Now pienso que con ese currículum yo jamás me hubiera contratado”


La portada de su perfil en LinkedIn muestra una breve toma de su rodilla izquierda con varias cicatrices de cirugías y un tatuaje explícito ‘No rendirse’ (No rendirse). Es la misma rodilla que lleva poco más de un año obligando a la jugadora del Espanyol Femenino, Anaïr Lomba, ‘Lombi’, a cerrar los frascos por una rotura de menisco y cartílago. “Ahora mismo no tenía plan B. Él había estudiado INEF y tenía un máster en gestión de empresas deportivas, pero estaba tan destrozado con la noticia que no tenía una estrategia exacta de lo que hacía al día siguiente”, dice la gallega.

Era negro en 2022 y Lombi tenía 32 años. Las lesiones se produjeron años dando guerra, pero aún podía haber aguantado algo más. Así que de rodilla dijo ‘basta’ y de un día para otro terminó su carrera como futbolista. “Tuve suerte de que antes de salir a la rueda de prensa, me comunicó que seguiría en El Espanyol como secretario técnico y delegado. Además, seguía siendo embajadora de La Liga, y después pasé a ser Assistant de Planificación Estratégica de La Liga F. Ahora te hablo de dónde quieres estar, no me imagino nada mejor, pero me coloco en el pie de otros jugadores de fútbol sin estar seguro y plantearte ‘y ahora, ¿qué?’, destaca desde las oficinas de Visa en Madrid.

“Un negocio necesita tener resultados y no hay necesidad de enfocarse más en los resultados que un futbolista”


Jackie Willcox, responsable de estrategia de marketing, planificación y operaciones de Visa en Europa

Acompañante Jackie Willcox, responsable de la estrategia de marketing, planificación y operaciones de Visa en Europa y su mentora en el programa The Second Half, una iniciativa de desarrollo profesional creada por Visa y lanzada junto con Liga F y Laliga Business School para ayudar a jugadoras y exjugadoras en su carrera profesional cuando se retiran del fútbol.

Del patio de recreo en la finca

A lo largo de su carrera deportiva, los jugadores desarrollan la fuerza, la resiliencia, la capacidad de superar la frustración, trabajar con el goleador a contracorriente y adaptarse al trabajo en equipo. Cualidades que valen su precio en oro dentro de la empresa, pero que han sabido trasladarlas. “Un negocio necesita tener resultados y no hay necesidad de enfocarse más en los resultados que un jugador de fútbol. Sabes que todo se centra en los goles que marcas o los que aciertas en 90 minutos. Trabajan bien en la presión baja, sabiendo cuándo toca abrir para atacar al rival y cuándo es el momento del defensa. Esta flexibilidad es imprescindible dentro de la empresa”, dijo Willcox.

A través de The Second Half, Visa y Liga Fenseñan a las jugadoras aplicar esas habilidades a otras áreas profesionales. Este programa, formado en España en 2021 y que no ha arrancado su segunda edición, cuenta con el apoyo formativo del Departamento Educativo de LaLiga -LaLiga Business School- en áreas como educación financiera, planificación de carrera profesional, marca personal, habilidades comunicativas o liderazgo, entre otras.

Segunda mitad de la marca Visa

Anaïr Lomba y Jackie Willcox, sus mentoras en el programa The Second Half

Borja B.Hojas

Además de las clases, cada futbolista te ofrece la posibilidad de contar con un mentor que te guiará en esa ‘segunda mitad’ de su vida, la transición del mundo laboral fuera de las canchas. “Me enseñaron a llevar mi red social, gestión empresarial, algunas cuestiones legales… ¡Hasta cómo hacer el currículum para poner en valor tus años de experiencia como futbolista! El mío fue deplorable. Ahora lo miro y pienso ‘yo jamás te hubiera contratado’. El de ahora, por su parte, proyecta una imagen muy diferente, mucho más competitiva. Cuando me llamaron de LaLiga me dijo que era muy llamativo, así que algo habré aprendido”, bromea Lomba con tono de humildad. “Me he dado cuenta de que tengo cualidades que no son habituales en la vida real, como la capacidad de liderazgo. Fui capitán hace muchos años y lo normal era tirar del carro, o apaciguar cuando surgía un conflicto. Ahora se que eso no es tan frecuente, que es un valor”.

Apuesta por el exito corporativo

Este proyecto es parte del compromiso de Visa para promover la protección en todos los aspectos de la sociedad. Pero además, para dar visibilidad a un hecho contador: el 73% de los ejecutivos que practican deporte en equipo aseguran que este factor ha incidido positivamente en su negociación. Más aún, sus empresas tienen muchos más empleados y rinden mejor al final de cada ejercicio. Estas son algunas de las conclusiones del informe “Mujeres que prosperan dentro y fuera del terreno de juego”, elaborado por Visa.

“A lo largo de la pandemia hemos aprendido la importancia de tener un cuerpo sano y una mente sana. Sí, los deportistas profesionales lo toman de la serie. En cualquier negocio lo pasa mal, y mejora con un cuerpo fuerte y la capacidad de manejar las emociones desarrollada durante sus años como profesional”, destaca Willcox. Si alguien tiene las soft skills que ahora tanto se buscan en las entrevistas de trabajo son precisamente las jugadoras de fútbol. “Tenemos un sexto sentido para intuir dónde pueden surgir conflictos y estamos preparados para resolverlos antes de que afecten negativamente a la empresa. Además, una persona que lleva años dando entrevistas o cuidando ruedas de prensa es perfecta para un departamento de marketing o comercial”.

Calificado La segunda mitad Jackie Willcox

Jackie Willcox, responsable de estrategia de marketing, planificación y operaciones de Visa en Europa

Borja B.Hojas

Hambre de crecer

Después de ingresar a la segunda mitad, Lomba no aprendió a reconocer sus puntos fuertes por sí mismo. “Jackie me ayudó a organizarme, enfocarme en mis objetivos y, sobre todo, insistió mucho en mejorar mi inglés. Hablé, pero mal y sin seguridad. Me ofreció leer los libros en inglés y ahora la diferencia es abismal. Puedo tener reuniones en inglés y me siento libre sin problemas”, reconoce Lomba, que recientemente viajó a la India por trabajo y “mantuve reuniones hasta que el inglés fue una limitación”.

El vertiginoso impulso del fútbol femenino en nuestro país viene a convertirse en una metáfora del potencial de las futbolistas para sacar los terrenos de juego. “Las mujeres todavía tenemos mucha hambre y a lotos espacios que llenan”, destaca Lomba. Su mentore devuelve el testimonio y apostilla que “incorporando a las exfutbolistas a las empresas gana la toda sociedad. Es hora de entender que las mujeres podemos tener actitudes exageradas y eso es fabuloso para nuestros avances como sociedad”.



Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario