<
>

Marcelo se pasa los días sin pegar palo al agua en el gimnasio del Real Madrid


Marcelo es, junto a Isco Alarcón, uno de los grandes señalados del desastre del Real Madrid ante el Valencia. Y es que el lateral brasileño volvió a demostrar ante el conjunto valencianista que es un jugador que está en años luz de su mejor nivel.

No es que sea precisamente ningún secreto que el carioca nunca ha tenido un físico privilegiado ni que el gimnasio haya sido un lugar donde se pasa horas. Eso si, hasta hace poco, su calidad le ayudaba a contrarrestar sus carencias defensivas así como su pasividad a la hora de correr hacia campo propio.

Pero ahora sus proyecciones en ataque ya no generan peligro, mientras que sus errores defensivos y su falta de colocación hacen que la banda izquierda del Madrid mar, cuando está Marcelo en el campo, una auténtica autopista para los rivales.

Marcelo
Marcelo

El lío con Marcelo en el Real Madrid

Una situación que no es nueva, pero sí que se ha acentuado en los últimos tiempos. Y es que Marcelo es el primero que sabe muy bien que ya no es titular indiscutible. Ese rol lo ocupa en los partidos grandes un Mendy que, si bien es cierto que no es que sea una maravilla en ataque, sí que guarda mucho mejor su espalda en defensa y es un jugador mucho más comprometido físicamente con lo que exige Zidane.

Marcelo, sabiendo que ya no es imprescindible, no es que tenga en los entrenamientos una actitud de rebeldía ante esta situación. Como Isco, sabe el carioca que probablemente ante su última temporada en el Bernabéu, y se ha dejado ir. Y mucho.

Tanto que desde dentro de algunos hombres importantes del vestuario aseguran que en muchos casos el defensa se queda en el gimnasio del club sin pegar un palo al agua. Algo que, como se pudo comprobar ayer de nuevo ante el Valencia, no provoca otra cosa que Marcelo, cuando está en el césped, sea de los peores en el conjunto blanco.




Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario