<
>

Los títulos de deuda atados a la inflación, en sus peores días


Impuesto a las ganancias

Impuesto a las ganancias

Después de varis días con signo negativo, la deuda ajustable por inflación sufrió el peor día en años de esta semana. Por momentos, el clima vívido hizo recordar los momentos de estrés de principios de 2020. ¿Temor a que haya una reconstrucción? ¿Venta de un jugador público importante? ¿Necesidad de liquidación por pagos puntuales? Los rumores y las explicaciones abundan, pero nada termina de dar una respuesta al 100%. El desplome de los instrumentos que ajustan por inflación llegó hasta el 20%.

El mensaje que nos dan los precios

La forma de la curva de rendimiento de las herramientas CER cambia a una forma lamativa. No solo subieron las tasas reales de los títulos (todos tienen ahora tasas positivas), sino que también se amplió el spread entre los bonos que vencen antes y los que vencen y después del próximo año, en el que hay elecciones presidenciales. Y eso no es todo: una curva ahora muestra una pendiente negativa hasta 2022, lo que sugiere un incipiente descuento de reperfilamiento en los precios.

La reacción de la industria de fondos mutuos

La industria de los fondos mutuos de reversión vivió una semana negra. Los fondos CER tuvieron rescates formidables, alcanzando los $ 13.694 millones (el número más alto, menos desde 2019) el miércoles. No fueron los únicos: en los fondos T + 1 también hubo rescates. ¿Adónde va el flujo? La respuesta es fácil de hacer con los dólares financieros, aunque su calma inicial puso en jaque esta teoría. Es más, aún no se puede detectar el destino final de estos flujos, buena parte rotará hacia fondis Money Market o T+1 muy conservatores.

La subasta de Hacienda, un gran desafío

El pedido de la primera sesión y, en particular, sus condiciones, serán el primer termómetro de la reacción de Hacienda tras el golpe. No se descarta que se busque algún atajo para mejorar el resultado de las licitaciones, presionando aún más al sector financiero, a través de algún cambio de regulador, o con el Banco Central mediante la compra de deuda en el mercado secundario. Si el BCRA sufriera en 5 puntos porcentuales el encaje del TY27, el Tesoro podría obtener hasta $ 555.200 millones extra (eso iría contra la salud del sistema financiero).

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario