<
>

cómo cuidar su salud y mantener buenos hábitos mientras juegan con los videojuegos


Llega la hora de desterrar tópicos sobre los aficionados a videojuegos. Primero de todo y por si queda alguien que aún lo piense, no son cosa solo de niños —el perfil medio de jugador es el de un varón mayor de 30 años—. Además, esta afición también tiene asociados factores negativos como adquirir
malos hábitos como sedentarismo, vicios posturales o afición por la comida basura. Muy dañinos, en especial tanto para adultos como para los menores.

Pero la vida sana y los videojuegos no tienen porqué estar reñidos. Las estrellas de los eSports realizan una intensa preparación física y mental para rendir al máximo en estas competiciones. Es importante que cunda su ejemplo entre los más jóvenes, vista la popularidad que tienen estos nuevos cracks para este sector de la población.

La campaña “Feel good – Play better” busca concienciar a los gamers de la importancia de adquirir hábitos saludables mientras juegan

Además, para dominar el último juego de fútbol o el tirador de moda requiere tener agilidad mental, coordinación entre manos y vista, visión espacial, agudeza visual y auditiva, buenos reflejos y capacidad multitarea. Es decir, con un correcto enfoque se pueden desarrollar competencias útiles para el día a día y la vida profesional.

Las entidades del sector y otras de diverso perfil están informando sobre los beneficios de los videojuegos y quieren desterrar los tópicos negativos arrastrados durante mucho tiempo. Por ejemplo, la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) y Fundación MAPFRE han lanzado la campaña “Feel good – Play better” para concienciar a los jugadores de la importancia de tener una vida saludable para disfrutar mejor de los videojuegos.




Es cierto que, si uno se deja llevar ante una pantalla, puede pasar muchas horas sentado, en una postura inadecuada que puede traer dolores de espalda o cervicales —por citar solo dos dolencias posibles—, comiendo cualquier cosa (lo primero que puedas preparar para no perder horas de juego) y moviéndose poco. Con la adecuada orientación, se pueden invertir estas tendencias nocivas.

La Fundación MAPFRE y LVP se han fijado en cinco ámbitos para cambiar las malas costumbres que pueden aparecer con un uso intenso de los videojuegos. De hecho, es una buena oportunidad para ponerlas en marcha en familia, ya que muchos padres juegan con sus hijos ante una pantalla.

En general, las pautas señaladas desde Fundación MAPFRE y LVP incluirían planificar las horas que vamos a pasar delante de la pantalla con pausas, un poco de movimiento, cuidar la vista y oídos o evitar malas posturas. Como apuntan los impulsores de “Feel good – Play better”, se trata de no dejarse llevar y, con un poco de previsión, se puede encontrar el perfecto equilibrio para llevar una vida de jugador y saludable.

La clave para desarrollar una vida saludable como gamer es planificar bien las sesiones de juego

Según los responsables de la iniciativa, esta planificación de las sesiones de juego ayuda a intercalar momentos para realizar las comidas a las horas convenientes o para salir a hacer deporte (aunque solo sea pasear un rato para estirar las piernas). La clave está en saberse crear una agenda de antemano.

Muy ligada a esta planificación horaria también vale la pena dedicar un rato a contemplar qué vamos a comer: conviene apostar por platos saludables y desterrar la comida basura. En concreto, desde “Feel good – Play better”, recomiendan destinar un rato a cocinar un menú saludable. También vale la pena dedicar tiempo a la comida, sin tener nuestra vista clavada en el móvil, el ordenador o la televisión.




Alejarnos de la pantalla un rato también nos ayudaría a cuidar la vista y los oídos. Las jornadas maratonianas de videojuegos pueden provocar cierta fatiga visual, así que los ojos también agradecerán un rato de relajación. Ayuda mucho mirar a distancias más alejadas durante las pausas programadas. Otro aspecto para destacar es que conviene jugar en un sitio bien iluminado y, desde la campaña, también se aconseja no estar a oscuras; ya que un contraste elevado entre el brillo de la pantalla y el entorno no contribuye a la salud ocular.

Un complemento perfecto para una sesión de juego de azar por todo lo alto son unos buenos auriculares. Paraca cuidar de los oídos, conviene controlar que no se use un volumen muy alto ya que, si se hace durante muchas horas, se puede dañar la agudeza auditiva. Por suerte, muchos fabricantes ya incorporan soluciones para evitar una sonoridad muy alta y que resulte dañina.

Una buena silla también ayuda a tener unas sesiones de gaming saludables sin molestos dolores de espalda o de cervicales

Los mencionados auriculares, almohadillas de juego, buenos monitores, volantes si nos gustan los juegos de conducción… La oferta de complementos para los amantes de los videojuegos es muy amplia. Pero también vale la pena preocuparse un poco por dónde se va a sentar uno en las sesiones ante el ordenador o la videoconsola.

Según “Feel good – Play better”, la silla adecuada debe tener reposabrazos y regulación de altura, así se reduce el riesgo de sufrir dolores de lumbares y cervicales. Desde la iniciativa de Fundación MAPFRE y LVP también se recomienda evitar posturas forzosas en las muñecas (y así ahorrarse un posible síndrome del túnel carpiano).

Las pausas frecuentes ayudan a los jugadores a procesar el estrés que pueden generar los videojuegos

En lo referente a la actividad física, los responsables de la campaña recomiendan desde pequeñas pausas de cinco minutos cada hora de juego hasta sesiones de caminatas, corriendo o bicicleta que ayuden a nuestra salud. Los descansos tienen que ser activos: recorrer la habitación o la casa, hacer unos estiramientos… Lo que se entiende coloquialmente por estirar las piernas. Así también se reduce el riesgo de sufrir alguna lesión.

Por último y por mucho que gusten, a veces, los videojuegos generan estrés. Al fin y al cabo, el jugador procesa mucha información lo que a la larga puede causarle fatiga, aunque de primeras la diversión no deje ver estos factores negativos. Estafa las pausas mencionadas más los ratos de ejercicio ayudan también a eliminar esta excitación.

Tampoco hay que descuidar las relaciones personales offline, no todo va a ser hablar por los chats de las partidas multijugador. Es una buena forma de despejarse para luego volver con la cabeza más despejada y rendir mejor en la sesión de juego de azar.

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario