<
>

Arroz blanco vs. Integral. ¿Merece la pena el dilema?


No paramos de ver imágenes comparando esto y lo otro, algunas de ellas tienen más sentido que otras pero, ¿merece la pena darle tantas vueltas al tema del arroz blanco vs integral? ¿O quizás deberíamos estar enfocándonos en otras cosas a la hora de evaluar nuestra nutrición?

Está genial saber qué tiene tu comida, qué vitaminas y minerales aporta, si te va mejor o peor a la digestión, etc… Lo cierto es que cada persona responde de distinta manera a distintas comidas, y si no, echa un ojo al artículo sobre esto de “comer sano” para ver la cantidad de cosas a tener en cuenta.


Hay gente que digerirá sin problemas el arroz integral, mientras a otros les irá mejor el blanco, por ejemplo …

«Pero los estudios muestran …» –te oigo decir

Existen estudios que apoyan a ambos bandos. Unos nos indican cómo en Japón la población vive óptimamente comiendo grandes cantidades de arroz (y en Okinawa todo lo contrario, vemos cómo la gente vive fácilmente hasta los 90-100 años consumiendo el 98% de sus calorías de batata, legumbres, patata, etc. ).

Otros muestran que en sitios como las islas Marshall, la población consume grandes cantidades de arroz, pero también vemos que existe una gran cantidad de casos de diabetes.

¿Significa que esto lo causa el arroz?

Por supuesto que no. Hay cientos de factores implicados en casos como los de Japón, Okinawa y las islas. No existe “el estudio perfecto” y hay que conocer las limitaciones que tenemos a la hora de investigar y observar. ¿Estaban las personas de las islas Marshall llevando un estilo de vida que podemos definir como “saludable? ¿Quizás en Okinawa son los lazos sociales y la actividad diaria de forma inconsciente lo que consigue esos ratios de longevidad? Tenemos que hacer nuestra propia investigación y mirar a ambas caras de la moneda (e incluso los cantos), para luego tomar aquello que vaya bien contigo y descartar el resto.


Experimenta, encuentra fuentes de información libres de dogmas y “creencias” y contrasta con lo que vas observando. Puedes comer arroz (y el pan, la pasta, etc…) integral, blanco, salvaje, de los campos de Marte, o crecido en Hogwarts mientras Harry lo hechizaba.

Lo importante es tener muy claro que la mayoría de fibra, vitaminas y minerales en tu dieta deben venir de verduras y fruta; lo que comes en el total de tu dieta es más relevante que si eliges un arroz u otro.

Arroz blanco vs integral (Programa DOCE)


Arroz blanco vs integral (Programa DOCE)

Teniendo en cuenta eso, elige el que más te guste y mejor te vaya, el índice glucémico, la fibra arroz, o los minerales que tenga, tendrán muy, muy poca relevancia si tu dieta está donde debe estar.

¿Quieres ampliar un poco más ese concepto de tener la dieta “donde debería estar”?

Escucha este episodio de Ethos Podcast hablando sobre algunos de estos cimientos que merece la pena antes de construir de pensar en arroces blancos o integrales.

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario