<
>

la Uocra hará huelga “a la” para reanudar obras de construcción de Mar del Plata


MAR DEL PLATA. La caída en Fase 3 desde hace casi dos semanas agudizó la crisis en sectores productivos de la ciudad que debieron paralizar actividades por un plazo que, hasta el momento y con récord de contagios de coronavirus, resultante incierto.

En medio de estas restricciones quedó involucrada la industria de la construcción, cuyo gremio anunció a partir de mañana una medida de fuerza más que inusual y lejos de lo visto por aquí en mucho tiempo: sus directivos anticiparon una huelga “a la japonesa”, con los obreros trabajando en las obras que están suspendidas desde el pasado sábado 29.

“Vamos a manifestarnos en el lugar de trabajo y trabajando, porque nadie nos escucha y nos estamos muriendo de hambre”, dijo a LA NACION el titular seccionar de la Unión Obrera de la Industria de la Construcción (Uocra), César Trujillo. “Acá si no se trabaja no se cobra, no somos empleados del Estado”, remarcó.

IFE Anses hoy: quién cobra el 10 de septiembre los $ 10.000 y cómo sigue el calendario

Esta reacción sindical es el dato más destacado de un amplio reclamo que encabezaron referentes de distintas cámaras empresarias que aúnan al comercio textil, balnearios, gastronomía, escuelas de danza, natatorios y gimnasios, entre otros, que hicieron un pedido común a las autoridades: ” O abrimos para trabajar con los cuidados necesarios o cerramos nuestras empresas para recibir un salvataje económico que impida nuestra extinción “, advirtieron en un comunicado.

Este mensaje lo presentado en Playa Grande, donde brindaron una conferencia de prensa directivos de Asociación de Empresas de Viajes y Turismo, Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica y las cámaras de Recreación, Textil, Gimnasios, Natatorios y Afines, Balnearios y Restaurantes, Industria de Artes Escénicas y Unión del Comercio, Industria y Producción.

El pase a Fase 3, dispuesto primero por el municipio y luego extendido por el gobierno provincial a partir de un incremento en la cantidad de casos -que se acentuó a mediados de agosto y ayer tuvo su pico máximo, con 338 positivos- implicó el cierre de la gastronomía de salón y la paralización de la obra privada. También de otras actividades que estaban autorizadas por excepción, como gimnasia y academias de danza. Y en el caso del comercio textil, se impide el ingreso de clientes al local.

El gobierno provincial rechazó este miércoles, bien rápido, un pedido que la comuna había elevado para que se habiliten algunas flexibilizaciones: servicio de mesa al aire libre en bares y restaurantes, reanudación de la construcción y que en los comercios no esenciales pueda ingresar aunque sea un cliente para ser atendido dentro del salón.

Esta situación se da en un contexto de conflicto político local, ya que el bloque de concejales del Frente de Todos se retiró de la Comisión de Reactivación Económica, ámbito en el que estaban representados todos los bloques del deliberativo y en conjunto con funcionarios del Ejecutivo resolvían posibles excepciones a la flexibilización. Así, durante los últimos dos meses, volvió a la actividad casi el 85% de los rubros.

La Uocra y empresas de la construcción reprochan que el rubro esté incluido entre las restricciones para Fase 3. Una situación que cuestionan porque -sostienen- se midió con la dinámica del AMBA, con millas de obreros que se desplazan en transporte público. Aquí, además de ser las obras en su mayoría al aire libre, los trabajadores se mueven en su mayoría en sus propios autos, motos y bicicletas.

La Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios y el Centro de Constructores y Anexos advirtieron ya que resulta imperioso retomar las obras. Resaltan que se cumplen todos los protocolos y no se registran casos positivos originados en esos ámbitos laborales.

Trujillo insiste que la huelga “a la japonesa” anunciada para mañana implica cumplimiento de todos los protocolos. Entre ellos, concurrir al puesto de trabajo sin utilizar los servicios públicos de transporte. “En el artículo 14 bis de la Constitución Nacional está reconocido el derecho a huelga y será nuestro modo de reclamo para que nos dejen trabajar”, dijo a LA NACION.

Mar del Plata acumula 5983 casos desde el inicio de esta pandemia, con 2414 casos activos y 111 personas fallecidas, datos oficiales hasta la última hora de este miércoles que logró una jornada récord de contagios: 338 positivos.

Etiquetas

Siguiente

Deja tu comentario