<
>

El Sánchez Pizjuán, un ‘búnker’ para el Sevilla-Betis


El Ramón Sánchez-Pizjuán está preparado para el retorno de LaLiga Santander este jueves con el derbi Sevilla-Betis, después de tres meses sin fútbol por la pandemia de coronavirus y con un componente inédito al jugarse sin público y bajo estrictas medidas de seguridad y sanitarias en el estadio.

06/09/2020 a las 13:47

CEST


EFE

Para este primer partido de Primera que recibirá el pistoletazo de salida a las once jornadas que faltan para completar la temporada, LaLiga y en este caso el Sevilla, como propietario del escenario del duelo entre los eternos rivales de la capital hispalense, han estudiado todo al detalle al ser la primera prueba de fuego en la reanudación de la competición.

Al campo sevillista, con unos 42.500 espectadores de aforo, entrarán en torno a 250 personas, incluidos los protagonistas, el personal de organización y un reducido grupo de informadores, con la obligación de cumplir a rajatabla antes, durante y después del partido el protocolo de seguridad contra la COVID-19 acordado por los estamentos del fútbol con el Consejo Superior de Deportes (CSD) .

Para ello, y siempre con la consignación de prevención la prevención y generar un espacio de confianza y seguro generar al cien por ciento, el Sánchez-Pizjuán ya tiene colocada la preceptiva cartelería de señalización de itinerarios de protección y zonas habilitadas para la dispensación de gel hidroalcohólico, guantes o mascarillas.

Los operarios del Sevilla han procedido a una limpieza y desinfección integral de las instalaciones, en especial en zonas comunes o de mayor exposición al contacto, con la instalación de pulverizadores para extremar la higiene de manos en cada banquillo, los vestuarios, el túnel de acceso al césped o dependencias como las salas de control antidopaje.

El protocolo previsto por LaLiga requirió una primera inspección, durante la requisa general del estadio y con la colaboración de la Policía, de los espacios a utilizar -guardando en todo caso la distancia de seguridad y de las zonas de tránsito. A esta le identificó una segunda inspección general por parte del director del partido antes de la última desinfección del estadio y de su cierre veinticuatro horas antes del comienzo del encuentro.

Está previsto que los equipos accedan por la puerta uno, la habitual, donde se les tomará la temperatura a sus integrantes y se aplicarán las medidas establecidas en el protocolo acordado con la CSD antes de que se dirijan a sus respectivos vestuarios.

Todos los participantes en el dispositivo requieren contar con un documento declarando los aptos para acceder al estadio, entre ellos los profesionales de los medios controlados para la cobertura informativa del partido, en principio una treintena: 4 cámaras de televisión sin derechos, 8 fotógrafos ser 14 si se confirma la ampliación prevista-, 5 de radio -podría aumentar a 6- y 6 redactores de prensa escrita.

.



Source link

Etiquetas

, ,

Siguiente

Deja tu comentario